No existe una edad exacta, pero es recomendable como tarde hacerlo cuando se acercan a los seis años, que es cuando comienzan a salir los dientes definitivos.

Sin duda se trata de una pregunta recurrente para numerosos padres. Conscientes del rápido crecimiento de sus hijos, la preocupación por que el desarrollo de sus dientes sea el más adecuado les suele generar cierta inquietud. Aunque no se puede precisar una edad exacta, lo recomendable es, según el consenso general de la mayoría de los profesionales, que la primera visita tenga lugar no más tarde de los seis años.

Alrededor de los seis comienzan a salir los dientes definitivos de los niños. Mientras crecen, sus estructuras bucodentales son fácilmente moldeables. Ante un problema dental detectado, como puede ser la necesidad de corregir alguna maloclusión, recurrir a la ortodoncia resultará más sencillo y económico que cuando sea mayor y todas las piezas dentales estén ya asentadas.

Gracias a esta precoz actuación, atajando el problema por medio de la ortodoncia, será posible subsanar el crecimiento incorrecto del hueso, así como potenciar el crecimiento apropiado de los maxilares.

Sin embargo, en muchas ocasiones surgen problemas antes de los 6 años. Los dientes temporales (de leche) pueden sufrir caries, infecciones, fracturas por un golpe… en todos esos casos los niños deben ser atendidos por un dentista. A pesar de no ser dientes definitivos, los dientes de leche se deben cuidar mucho, ya que una infección o fractura en un diente de leche puede producir alteraciones en dientes definitivos.

Por ello es importante cepillar los dientes de los bebés cuando les van saliendo y vigilar que no sufran golpes. Si el niño se queja de dolor al comer cosas frías o dulces, o si observamos alguna mancha negra o agujero en algún diente aunque sea de leche es importante acudir al dentista, aunque sea antes de los 6 años.

 

Problemas que soluciona la ortodoncia en niños

Maxilar superior y mandíbula inferior no poseen la misma anchura, por lo que los dientes no encajan

Es lo que se denomina mordida cruzada. Únicamente se puede comer y masticar torciendo la mandíbula hacia un lado para que coincidan así los dientes de ese lado. Realizar una ortodoncia a los seis o siete años para solucionar la mordida cruzada es sencilla y facilita que el niño mastique bien en poco más de medio año.

Los dientes definitivos salen torcidos, superpuestos, apiñados o bien no acaban de salir

Estamos ante un caso claro de falta de espacio. Algo que se puede comprobar cuando, sobre los siete u ocho años, ya han salido los cuatro incisivos superiores e inferiores. Aplicar la ortodoncia justo en este momento evitará posibles extracciones futuras de dientes destinadas a alinear aquellas piezas que salieron sin espacio.

 

Ortodoncia en niños

Dientes superiores o inferiores que sobresalen

Es debido al crecimiento desigual de los huesos de la boca. Mediante la ortodoncia en niños de seis o siete años se consigue detener o potenciar el desarrollo de dichos huesos para que puedan encajar correctamente.

Diastemas

La separación existente entre las diversas piezas dentales puede solucionarse fácilmente con la ayuda de un temprano tratamiento de ortodoncia.

 

Ortodoncias aconsejables para cada niño

A cada niño le será más adecuado un tipo de ortodoncia u otro en función de la edad que tengan y si ellos mismos son capaces ya de llevar a cabo su higiene dental de manera autónoma.

Cuando esto es así, la ortodoncia removible es la más aconsejable. No lleva brackets, lo que evita el roce con las encías y facilita la higiene. Resulta además muy cómoda y estética.

En cuanto a los niños más pequeños, cuya higiene dental requiere de la supervisión de un adulto, la ortodoncia más apropiada es la de los brackets autoligados. Utilizan aparatos que poseen una compuerta que atrapa un alambre de acero de alta calidad. No necesitan ligaduras para poder llevarlo a cabo y tampoco requieren muchos ajustes. Al ser fijos, los niños no puede extraviarlos.

No obstante, como indicamos siempre desde la Clínica Ruiz-Capillas, lo fundamental es acudir al profesional ortodoncista para que nos aconseje de cuál es el tratamiento más aconsejable para el niño.

Un traumatismo es una de las principales situaciones de emergencia en odontología.

Podemos encontrarnos con dos situaciones. La primera sería cuando se produce una caída de la pieza completa debido a un golpe. El término para referirnos a una pérdida de una pieza dental por golpe es avulsión.

En el caso de encontrarnos en ante una avulsión o pérdida completa del diente:

  • Asegurarse de que no es un diente temporal ya que no sería necesario reimplantarse
  • Mantener siempre la calma, estar nervioso y actuar rápido pero sin tener claro que hacer puede empeorar el problema.
  • Encontrar el diente y cogerlo por la corona. Evitar tocar la raíz.
  • Si la pieza está sucia, lavarlo con agua corriente durante 10 segundos
  • Animar al paciente, tranquilizándolo para poder reposicionarlo en el alveolo

Si esto no fuera posible, poner el diente en un medio de conservación (vaso de leche, suero o soluciones adecuadas al efecto como la solución salina balanceada de Hank). El diente puede ser transportado en la boca, situándolo entre las muelas o en el interior de la mejilla. Evítese guardarlo en agua.

Buscar tratamiento dental de urgencia, es importante la rapidez y no dejar pasar más de 2 horas.

El segundo caso es una rotura de una parte de del mismo el protocolo es más sencillo ya solo tendríamos que buscar la parte rota y acudir urgentemente al dentista para ver la posibilidad de volverlo a pegar.

Esperamos que nunca tengáis que recurrir a estos consejos pero siempre es mejor estar preparado y saber como actuar.

Las clínicas dentales de BQDC comparten una misma filosofía: calidad y ética como eje central.

La responsabilidad social es un pilar fundamental de nuestra clínica, sobre el que basamos nuestra misión de contribuir a la mejora de la salud de las personas.
Nuestro compromiso con la sociedad se extiende también a otras áreas con el objetivo de generar la confianza y el respeto de todos aquellos con quienes trabajamos, asegurando prácticas éticas y sostenibles.

Por ello hemos elaborado una memoria de las actividades realizadas en este área por las clínicas del grupo, que podéis leer clicando en la imagen.

Leer más

Ruiz Capillas visitas a colegios

Uno de los objetivos de la Clínica Ruiz-Capillas es la labor de divulgación y sensibilización a la sociedad sobre la importancia de mantener la boca sana y adquirir hábitos saludables. Es una tarea en la que ponemos especial empeño cuando se trata de niños/as, porque creemos en la educación como base de una sociedad sana. Por eso, en ocasiones realizamos actividades con escolares en las que aprenden a la vez que se divierten.

Prevenir caries infantil

La caries infantil es la enfermedad dental más común entre los niños. . El dato es apabullante: siete de cada diez niños tienen caries.
Te vamos a ofrecer una serie de consejos para prevenirla, pero de antemano afirmamos que está en los padres la responsabilidad de la educación en el tema, del control y de la supervisión.