Lavarse los dientes a diario y siguiendo las pautas recomendadas, es la mejor manera de mantener tus dientes sanos, evitar la caries y otras enfermedades. Pero muchos niños y adultos no lo hacen correctamente. Por ello es conveniente repasar los errores más comunes que hacen que nuestro cepillado no sea efectivo.

1) Mantienes el mismo cepillo demasiado tiempo.

Los cepillos son solo efectivos con sus cerdas en buen estado. La mayoría de cepillos están diseñados para durar entre 3 y 6 meses. Si tu cepillo no tiene las cerdas rectas, o le faltan algunas. Si el color está apagado es el momento de sustituirlo. Si tienes una marca que te va bien puedes comprar varios cepillos iguales, de ese modo al ver el nuevo verás claramente si está deteriorado con respecto al nuevo.

2) No te cepillas el tiempo suficiente

Con el ritmo de vida que llevamos es fácil ir acortando el tiempo de cepillado, pasando por ello de modo rápido y sin esmerarnos en hacerlo bien. Lo ideal es dedicar 3 minutos al cepillado de los dientes. También introducir la seda dental en la rutina de limpieza es muy importante. Ellos nos permite llegar las zonas inaccesibles para el cepillo.

3) Ignoras las encías

Las bacterias y la placa pueden desarrollarse a lo largo de la línea de la encía. Si sólo te cepillas los dientes, no estás realizando una higiene oral completa. Cuando te cepillas los dientes, recuerda inclinar el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados a lo largo de las encías y cepillarlos. Esto ayuda a eliminar las partículas de alimentos y la placa de un poco más abajo de la línea de las encías.

4) Te cepillas demasiado fuerte

Cepillarse con demasiada fuerza puede provocar daños en las encías, tanto si ha comprado un cepillo de dientes con cerdas suaves, medias o firmes. Cuando te cepillas los dientes, recuerda que debes ejercer una presión ligera y centrarte en llegar a todas las superficies de los dientes, incluida la parte posterior de los mismos. Esto dará como resultado una boca más limpia y saludable.

5) No realizas una buena técnica de cepillado

Algunas personas tienen dificultades para inclinar el cepillo de dientes y realizar movimientos diversos y con buena técnica. Estas personas pueden considerar la posibilidad de adquirir un cepillo eléctrico. Los cepillos eléctricos giran y hacen vibrar las cerdas, de modo que lo único de lo que debes preocuparte es conseguir el ángulo correcto del cepillo.

Los dolores vinculados a la articulación temporomandibular suelen ser transitorios y pueden combatirse con atención autoadministrada o tratamientos no quirúrgicos. Leer más