cuándo salen los primeros dientes de un bebé

Es aconsejable que la primera visita al dentista sea después de la salida del primer diente y antes de la llegada del primer cumpleaños del bebé.

 

Saber en qué momento le empezarán a salir los primeros dientes a su bebé es una de las cuestiones más clásicas que los padres primerizos suelen plantear al pediatra. Una vez resuelta la duda, otras cuestiones también habituales de los progenitores son: ¿Cuándo empezar a cepillarles los dientes?, ¿se puede usar pasta dental? o ¿cuándo se les caen los dientes de leche?

A los tres meses de edad, los bebés comienzan a generar más saliva y a explorar el mundo con su boca. Esto no implica que ya le estén saliendo los primeros dientes. Lo habitual es que la primera pieza dental aparezca alrededor de los 6 meses de edad. No obstante, puede llegar a tardar incluso un año. La mayoría de los niños suelen tener todos sus dientes de leche a los 3 años.

Reciben este nombre por ser más blancos y porque empiezan a salir a la edad en la que el bebé se alimenta generalmente con leche materna. Erupción es el crecimiento de los dientes a través de las encías de bebés y niños pequeños.

 

Orden de aparición de los dientes de leche

 

  •         6-12 meses: al bebé le suelen comenzar a salir sus primeros dientes de leche, los incisivos. A partir de los seis meses de edad se puede empezar a utilizar agua del grifo en el biberón. Servirá para prevenir las caries ya que contiene flúor.

 

  •         9-16 meses: a lo largo de este periodo de tiempo es habitual que el bebé tenga ya sus primeros ocho dientes y entre en un descanso.

  

  •         17-23 meses: erupcionan los primeros molares de leche y después los caninos. Camino de su segundo año de vida, el bebé puede tener dieciséis piezas dentales

 

  •         24-33 meses: en esta etapa aparecen los segundos molares, así, al llegar a los tres años la mayoría de los niños tienen 20 dientes de leche. Ocho incisivos, cuatro caninos y ocho molares. Durante la dentición temporal no hay premolares.

 

Síntomas de la erupción

Cuando se produce la erupción de los dientes de leche, el bebé muestra su molestia en las encías a través de llantos y un comportamiento irritable.

Aunque es un indicio de que le están comenzando a salir los dientes de leche, la mejor pista es la salivación excesiva, el babeo constante. El bebé suele tratar de morder todo y no para de llevarse las manos a la boca, generando así más saliva aún.

Cuando esto ocurre, generalmente un pequeño puntito blanco y duro aparece sobre las enrojecidas encías del bebé. Hay que tener en cuenta que no todos los bebés presentan los mismos síntomas a la hora de la erupción de sus primeros dientes.

Otros síntomas que coinciden con los de la salida de los dientes de leche pero que a veces tan solo resultan una coincidencia son:

  •         Disminución de las ganas de comer
  •         Colocar los dedos en la boca
  •         Irritabilidad
  •         Frotar las encías
  •         Falta de ganas de dormir

 

Es normal que por la noche sea cuando más les molestan las encías. El no tener distracciones y estar más cansados hace que centren su atención en la zona que tienen más vulnerable.

 

¿Cómo suavizar las molestias de la erupción dental?

El uso de mordedores provoca en el bebé un alivio a la dentición gracias a la presión ejercida en las encías. Es recomendable tenerlos un tiempo en la nevera antes de dárselos al bebé. El frío incrementa su capacidad de alivio.

Su cara y barbilla deben mantenerse siempre secas. La humedad que genera la saliva puede dar lugar a la salida de un sarpullido.

Las molestias por la erupción de los dientes de leche y la fricción continuada por la mordedura de objetos aumentan la sensibilidad de las encías. Por tanto, hay que evitar dar al bebé alimentos demasiado calientes.

Un masaje suave en las encías resulta un buen recurso para aliviar sus encías. Tan solo hay que envolver la punta del dedo con una gasa estéril y húmeda.

 

Primera cita con el dentista

La visita periódica al dentista es una recomendación que nunca nos cansamos de recordar en Clínica Ruiz-Capillas. En el caso de los bebés, la primera cita es adecuado que se produzca después de la salida del primer diente y antes de que vayan a cumplir su primer año.